UN TRABAJO INCESANTE EN EL TRIBUNAL DE SENTENCIA CON JURISDICCIÓN NACIONAL