NUEVO CODIGO PROCESAL CIVIL UN COMPROMISO DE CAMBIO EN LA JUSTICIA

El Poder Judicial ha concluido un proceso de reforma que cierra una brecha y abre  un nuevo reto,  que  inicia con la entrada en vigencia del Código Procesal Civil,  transformando el Sistema Civil que ha regido por poco más de un siglo.
 
Esta transformación responde a la necesidad latente desde hace mucho, de contar con una legislación liberada de arcaicos formalismos y capaz de garantizar una justicia pronta y efectiva, con  respeto absoluto de las garantías judiciales, y de los derechos fundamentales a los ciudadanos.
 
Para el Poder Judicial, esta reforma representa un enorme reto, y la reafirmación del compromiso para con nuestra república y nuestro pueblo.
 
El código de procedimientos de 1906, rigió nuestro sistema de impartición de justicia civil, aplicando las directrices que se consideraron adecuadas para la época en la que fue aprobado, pero, la reforma que hoy iniciamos nos presenta un sistema regido por los principios de tutela judicial efectiva, inmediación, concentración, contradicción, oralidad, publicidad, entre otros; que buscan posibilitar y no limitar a nuestros órganos jurisdiccionales en su labor de búsqueda de la verdad y de la justicia.
 
(Tomado del discurso de la coordinadora de la comisión Interinstitucional de Justicia Civil, y Magistrada de la Corte Suprema De Justicia, Edith Maria Lopez.