CORTE SUPREMA DE JUSTICIA RECONOCE MÉRITOS DE MUJERES PIONERAS EN EL PODER JUDICIAL

El Día Internacional de la Mujer fue la ocasión propicia para que el Poder Judicial hondureño distinguiera a dos pioneras en el campo de la Administración de Justicia en nuestro país.
 
En un homenaje dirigido por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia Doctor Jorge Rivera Avilés, se reconocieron los méritos de las Abogadas, Edith Rivera de López Castro y Vilma Cecilia Morales Montalván.
 
La Abogada Rivera de López fue la primera mujer en ser investida como Magistrada a la Corte Suprema de Justicia culminando una carrera que inició en el Juzgado Segundo de Letras de lo Civil de Francisco Morazán, luego como Titular del Juzgado Tercero de Letras de lo Criminal y Magistrada de la Corte Segunda de Apelaciones, así como Receptora y Secretaria del Tribunal Supremo de Justicia.
 
Mientras tanto, la Abogada Vilma Cecilia Morales Montalván, fue la primera mujer en ser nombrada Presidenta de la Corte Suprema de Justicia en el período 2002-2009,  es una Profesional del Derecho con amplia experiencia, especialmente en la asesoría legal de la entonces Secretaría de Hacienda y la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones, fue una de las mediadoras en la crisis política del dos mil nueve y actualmente es Titular de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.
 
Como se sabe, el Día Internacional de la Mujer tiene su origen en el movimiento reivindicador de los derechos de la mujer de finales del siglo XIX que promovía principalmente el derecho a voto y desde 1,910 se conmemora cada ocho de marzo.
 
La actual Corte Suprema de Justicia creó la Unidad de Género del Poder Judicial hondureño, dirigida por la Abogada Vivian Ingred Linck, como ejemplo de compromiso en la protección y desarrollo de los derechos de las mujeres en el país.

En el contexto de este merecido homenaje, la Abogada Linck recordó que fue la activista alemana Clara Zetkin, quien durante la celebración de la Segunda Conferencia de la Mujer en Copenhague propuso la creación del Día de la Mujer Trabajadora, traducido hoy como Día Internacional de la Mujer.
 
De igual manera, recordó el episodio trágico ocurrido el ocho de marzo de 1857 en Nueva York, cuando el propietario de una fábrica de ropa incendió el inmueble matando a 146 obreras que protagonizaban una huelga en demanda de mejores condiciones de trabajo.
 
En la ceremonia de premiación, la Abogada Linck destacó la importancia histórica de esta decisión de la Corte Suprema de Justicia de crear la Unidad de Género  y la proyección hacia futuro de los trabajos de esa oficina.
 
La Directora de la Unidad de Género destacó los avances logrados por las mujeres en la reivindicación de sus derechos, pero también lo mucho que falta por hacer, “puesto que aún hay grandes diferencias por razón de raza, cultura, religión, condiciones sociales, económicas, físicas y de abuso de poder”.
 
“Estos aspectos nos hacen exigir acciones rápidas, eficaces, la aplicación de políticas coherentes con la reivindicación de la dignidad de la mujer”, afirmó Linck y añadió que “no se puede dejar pasar esta fecha sin expresar nuestras muestras del mayor respeto y admiración a las homenajeadas de hoy, reconocidas por su alta trayectoria como profesionales de gran valor y dedicación al combate de todas las formas de discriminación contra la mujer”.
 


Merecido Homenaje
 
En la ceremonia de reconocimiento de las Abogadas Rivera de López y Morales Montalván, fueron leídos los respectivos acuerdos de nombramiento de las homenajeadas en la  Corte Suprema de Justicia y sus hojas de vida por el Director de la Carrera Judicial, Abogado Rosman Montiel Girón.
 
Ambas ex Magistradas recibieron obsequios de manos de los Magistrados Víctor Manuel Lozano y Oscar Fernando Chinchilla, antes de dar paso a la lectura y entrega de pergaminos a cargo de los Magistrados Tomás Arita Valle y Víctor Manuel Martínez Silva.
 
Un aspecto especialmente emotivo fue la intervención de la Magistrada Edith María López Rivera, hija de la Abogada Edith Rivera de López, siendo el primer caso de madre-hija como Magistradas de la Corte Suprema de Justicia en la historia del Poder Judicial hondureño.
 
Al agradecer la distinción a su trayectoria y ejecución profesional, así como a su compromiso con la aplicación recta de la justicia en Honduras, la Abogada Edith Rivera de López relató algunos de los pasajes de su largo anecdotario como parte del Poder Judicial hondureño.
 
Recordó como en 1,963 fue convocada por el Presidente del Congreso Nacional para integrar la Corte Suprema de Justicia y culminar una carrera de veintidós años al servicio del Poder Judicial de nuestro país.
 
La abogada Rivera de López ponderó las ejecutorias de las mujeres hondureñas en el desempeño de altas responsabilidades en las cuales han mostrado capacidad intelectual y de organización.
 
“Para terminar ruego a las mujeres, que trabajemos con una mentalidad abierta, positiva, que nos preocupemos por la niñez y la juventud, porque está en nuestras manos su orientación hacia la educación que les permita cumplir las tareas encomendadas”, concluyó.
 
Por su parte, al hacer uso de la palabra, la Abogada Vilma Cecilia Morales Montalván, rememoró las luchas feministas por los derechos de las mujeres e invitó a honrarlas luchando en cada puesto que corresponda desempeñar.
 


La ex Magistrada Presidenta recordó también su lucha y la de todo su equipo de trabajo al frente del Poder Judicial en el período que le tocó dirigirlo y como al final pudo tener la satisfacción de ver los frutos de todo ese trabajo.
 
Para destacar el valioso aporte de la mujer citó a la Madre Teresa de Calcuta quien manifestó que “a veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”.
 
“Los exhortamos honorables Magistrados a que sigan trabajando por la independencia del Poder Judicial, que hagan resplandecer el extenso valor de la justicia”, pidió la Abogada Morales Montalván.
 
A nombre de la Corte Suprema de Justicia, su Presidente, el Abogado Jorge Rivera Avilés, destacó la paradoja que en la era de la modernidad todavía haya quienes creen que las diferencias biológicas entre los sexos justifican los niveles diferenciados de participación en la sociedad.”
 
“Por eso me llena de orgullo que el Poder Judicial de Honduras no ha permanecido inerte o ajeno a esta reflexión de tanta importancia para la sociedad hondureña,  no se puede ser indiferente al tema de exclusión y desigualdad de la mujer, es necesario aportar toda nuestra experiencia y trabajar en conjunto para esa Honduras democrática, incluyente que todos queremos”, señaló el Abogado Rivera Avilés.
 
Asimismo, destacó la participación de tres mujeres como Magistradas a la Corte Suprema de Justicia y  su papel de mujeres realizando acciones extraordinarias en el sistema de justicia. 
 
Para honrar ambas trayectorias, se develizaron fotografías de las homenajeadas mismas que fueron colocadas en la Unidad de Género para que permanezcan como un recuerdo imperecedero del trabajo inteligente y honesto de dos mujeres que abrieron el camino a las nuevas generaciones de profesionales del Derecho en Honduras.
 

Un brindis en honor a las Abogadas Rivera de López y Morales Montalván, ofrecido por la Magistrada Rosa de Lourdes Paz Haslam colocó la nota culminante de una jornada plena en la que el Poder Judicial hondureño honró la personalidad de dos de sus figuras más destacadas y a todas las mujeres que con su talento, honradez y esfuerzo contribuyen a que la aplicación de la justicia en Honduras sea cada vez más equitativa, digna y profesional.
 
 
Dirección de Comunicación Institucional
Marzo 2013
 
 
Reportaje: Noemi Fortin
Fotografias: Cesar Colindres