TRIBUNAL IMPONE A CIUDADANO PENA MÍNIMA DE 30 AÑOS POR DELITO DE PARRICIDIO